Consejos

Recomendaciones:

  • Si el calzado es un poco grande, le recomendamos la colocación de una plantilla, que le rellenará más. Además de esta forma puede lavar la plantilla, manteniendo el calzado siempre limpio.
  • En cambio, si el calzado es de piel y le aprieta en algún lugar en cocreto, puede ponerse crema de manos tipo Nivea, así la piel del zapato se nutre y al colocárselo se adapta a la forma de su pie. Como opción también puede llevar el zapato a un zapatero para que se lo ponga en la horma para hacerlo ceder.

 Para limpiar tu calzado:

  1. Si el calzado lleva cordones, lo primero quitelos y lavelos a mano. 
  2. Limpia el calzado con un trapo o esponja humedecido.
  3. Si el zapato es de piel, puede aplicarle una crema del mismo color del zapato. Sino encuentra crema del mismo color, le recomendamos crema incolora, para protejer la piel y darle brillo.

Para ocasiones rápidas también recomendamos las esponjas abrillantadoras, que le darán brillo y se lo puedes aplicar tantas veces como desees.